miércoles, 17 de agosto de 2016

Corcadas: radio y bichos

El pasado domingo, 14 de agosto, me fui hasta Portilla de la Reina para subir el Pico Corcadas, de 2.048 metros de altura y referencia sota EA1/LE-047. Esta vez no encontré ningún acompañante. ¡Hay mucha gente de vacaciones!

Dejé el coche en el puente de San Martino y desde allí parte un camino rural que enseguida se desvía hacia el oeste y rápidamente sube por un bosque. Allí encontramos sobre todo abedules y hayas, pero también algunos robles. La pendiente es bastante fuerte de forma que enseguida tomas altura. Al principio solo hay vistas hacia el norte y este con la Peña Vallines muy cerca. Hay que llegar hasta un collado, a casi 1.650 metros de altura, para tener vistas hacia el sur.
Desde el collado vemos, en primer plano el bosque ya superado, al fondo Peña Vallines.
Desde el collado hay que buscar camino entre la vegetación de monte bajo para llegar a las crestas que llevan hasta la cumbre. Una vez más, la pendiente es fuerte, pero no hay dificultades. Poco a poco voy ascendiente hasta encontrar un paso hacia el norte de las crestas rocosas. Desde aquí hasta la cumbre solo es media hora más de camino.
Subiendo hacia la cresta observamos nuestro destino.
El último tramo se recorre casi todo por entre rocas calizas. Ya muy cerca de la cumbre sorprendo a un grupo de cabras montesas. Huyen de mi presencia con un agudo grito. Pero no van demasiado lejos. Las puedo fotografiar a placer. Parece que las han introducido aquí y en algunas cumbres próximas.
La cabra me observa curiosa.
Cuando llego a la cumbre son las dos de la tarde. Las vistas son magníficas. Por el camino he escuchado a un colega en la banda de 2 metros. En la cumbre contacto con EH1SDC, un indicativo especial para celebrar la fiesta de la Santina de Covadonga, patrona de Asturias.

Me tomo algo de comida para recuperar fuerzas y enseguida instalo la antena. Sobre el pilar del vértice geodésico de la cumbre hay una enorme nube de hormigas voladoras, muy frecuentes en muchas cumbres en verano. Con todo ya preparado empiezo en la banda de 20 metros. Escucho a OK/OM3CUG/P, Igor, desde una cumbre en Chequia. Enseguida contesta a mi llamada. Después empiezo a llamar yo. El primero que me contesta es GM4OOE/P, desde Escocia. Rápidamente se forma un buen montón de gente llamando desde diversos países de Europa y con señales fuertes. Hacía tiempo que no tenía tanto éxito. Durante los últimos meses lo habitual es que haya pocos corresponsales y con señales débiles.
Una nube de hormigas voladoras en la cumbre.
De pronto una nube de hormigas voladoras me rodea sobre la cabeza. No son peligrosas, no pican, pero son muy molestas. Aviso a los corresponsales que pararé un momento lanzando un QRX y dejo todo para espantar a los insectos. Nunca me había pasado esto.
Panorámica desde Corcadas. ¡Incluso en esta foto se ven insectos voladores!
Espanto los bichos y vuelvo a la radio. Tengo que parar de nuevo. Los insectos me vuelven a rodear, se paran en la espalda, el cuello, la cabeza, los brazos... Busco una prenda con capucha y me la pongo a modo de capa. Vuelvo a la radio. Los insectos me vuelven a rodear, pero ahora con la capucha puedo soportarlo un poco mejor.

De vez en cuando tengo que pedir QRX y parar para espantar a las hormigas. Cuando vuelvo a la radio pido perdón por la interrupción y anuncio que hay demasiados bichos. En telegrafía e inglés: "mny bugs, mny mny bugs, hi". Ya al final, un colega inglés hace algún comentario sobre los "bugs". Entonces me doy cuenta que para un telegrafista un "bug" es también un manipulador de palas. Yo me refería a "muchos bichos" no a "muchos corresponsales".
Mny bugs, bad bugs! (Muchos bichos, ¡malos bichos!), CW-bug, good bug! (Manipulador, ¡buen bicho!)
Para evitar la molestia de las hormigas voladoras me tengo que poner de rodillas, con la cabeza hacia abajo, en una postura incómoda. Los bichos me siguen rodeando, aunque yo procuro ignorarlos. Pero no se puede estar así mucho tiempo. De vez en cuando interrumpo los comunicados para espantarlos. ¡Es una pena porque hay muchos corresponsales de toda Europa!

En un momento de silencio escucho la señal de EA1AV, Agustín, desde su pueblo cerca de La Bañeza. Llega muy flojo, pero le contesto. Da la sensación de que él no me escucha bien. Acabados los corresponsales en la banda de 20 metros, decido pasar a la de 40 metros. Aquí podrán llegar corresponsales de España. Al primero que escucho es a OK1HCD/P, Stanislav, desde una cumbre de la República Checa. Ya tengo otro QSO de cumbre a cumbre. Después hago unas cuantas llamadas. Nadie me contesta y los bichos me siguen rodeando. No aguanto más, apago la emisora y lo dejo por esta vez.

He completado 24 contactos. Tres de ellos con colegas en otras cumbres de Europa. Es una pena por la buena propagación de este día, pero así no se puede trabajar. Recojo todo con cuidado, procurando espantar a los insectos. El descenso es más rápido y tranquilo, tengo tiempo de sobra. En una sombra del bosque paro un momento a descansar y a tomarme una merienda.

Todavía quedan unas semanas de verano. A ver si puedo hacer otras pocas cumbres de las grandes.